Los medios de gracia – Segunda parte – Nicolás Serrano